Vosregional | 22:30

Fuerte rechazo al fusilamiento de rehenes por las FARC

La comunidad internacional a repudiado el asesinato de cuatro rehenes que las FARC mantenían presos por más de 10 años cuando el ejercito colombiano montaba un operativo militar de rescate, en el departamento (estado) de Caquetá, sur del país, sus parientes acusaban a ambas partes del crimen.

En tanto el presidente colombiano y periodista Juan Manuel Santos declaro en el día de hoy que el asesinato de estas cuatro personas es un acto inaceptable desde todo punto de vista: “Asesinar a mansalva a unos secuestrados de más de 12 años no tiene explicación, es tal vez de lo más cruel que hemos visto en mucho tiempo, por eso lo condenamos a ultranza y lo condenamos con toda la determinación y la contundencia que tenemos a nuestro alcance”.

“Esta es una demostración más de la sevicia y la crueldad de las Farc. Se encontraron cadenas al lado de los asesinados, es decir, los tenían como tienen a sus secuestrados: encadenados. Y cuando se vieron enfrentados con la Fuerza Pública no tuvieron ningún reparo en asesinarlos a mansalva”, afirmó el Jefe de Estado. 

Los rehenes asesinados fueron el coronel Edgar Yesid Duarte y el mayor Elkin Hernández Rivas, ambos de la policía y secuestrados el 14 de octubre de 1998; además del sargento del ejército José Libio Martínez, retenido el 20 de diciembre de 1997; y el intendente de la policía Alvaro Moreno, secuestrado el 9 de diciembre de 1999.

Por su parte, Asfamipaz ( Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública Retenidos y Liberados por Grupos Guerrilleros) , la asociación de parientes de los retenidos, expresó "indignación" por lo ocurrido y estimó que el hecho es una "masacre" de la "esperanza de estos interminables años" de espera de los retenidos.

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Los comentarios ofensivos o que contengan malas palabras 'CRASH'. Si quieres escribirlas pon en su lugar signos como: @/***ç. Para poder publicar tienes que tener una cuenta de GOOGLE.