Pedro Tupac REMAX | 1:04

Doin Global - Black Friday Paraguay

Black Friday Paraguay

Despegue Emprendedor (@Despeguee)inicia una alianza con Doin Global para conocer las historias de sus alumnos, aqui una emprendedora de Paraguay.

El término Black Friday, originario de Estados Unidos, hace referencia a una gran liquidación que se realiza como inicio de la temporada de las compras navideñas. Este evento se organiza un día después del día de Acción de Gracias, que se realiza el cuarto jueves de cada mes de noviembre en el país del norte. Pero el Black Friday llegó también a Paraguay y la experiencia realizada ya en dos ocasiones amerita ser transmitida a colegas de otros países.


Corría el mes de diciembre, y los resultados del año no eran los esperados en Ciudad del Este (la segunda ciudad en orden de importancia en Paraguay, luego de Asunción) que forma parte de las tres fronteras, junto con Foz de Iguazú-Brasil y con Iguazú-Argentina.

Cabe destacar que Ciudad del Este se caracteriza por ser una ciudad netamente comercial, preparada para un turismo de compras, y ha sido considerada en varias ocasiones como la tercera ciudad a nivel transaccional luego de Hong Kong y Miami, por la cantidad de transacciones que se realizan en la misma.

Los comerciantes de Ciudad del Este sentían preocupación porque se acercaba fin de año, y a los resultados de ventas que no habían sido buenos, se les sumaba el pronóstico de un primer semestre difícil para el año 2012. No podemos dejar de mencionar que la tasa de cambio de Brasil es un factor determinante para que el público de dicho país se acerque a Paraguay a realizar compras. Con una tasa favorable, las ventas se realizan solas y por el contrario una tasa desfavorable, se puede abatir cualquier forecast.

Fue así, que un caluroso día del mes de diciembre, y cuando apenas habían pasado unos días del Black Friday realizado en Estados Unidos, dos comerciantes preocupados, buscaban alternativas para convertir los números rojos en números negros, que es justamente otro de los significados para Black Friday.

Así nació la idea de organizar un evento en Ciudad del Este, al que denominaron Black Friday CDE, y que programaron realizarlo en el mes de mayo. A pesar de muchas críticas, el primer Black Friday de Paraguay, se realizaría durante cuatro días, comenzando el 10 de mayo y finalizando el domingo 13 de mayo, que estarían seguidos por dos feriados patrios que son los días 14 y 15 de mayo.

Entre otras cosas, el 15 de mayo es además el día de la madre en Paraguay y el domingo 13 de mayo fue el día de la madre en Brasil. Realizo esta aclaración porque en Paraguay por ejemplo, los meses de más ventas del año son diciembre, en honor a la navidad y mayo en honor al día de la madre. Por tal motivo, la selección de la fecha no era un dato menor a tener en cuenta para la realización de este evento que traspasó fronteras.

Otra de las características de este evento fue que se extendieron los horarios de atención, rompiendo de esta manera una tradición muy fuerte del lugar, en el cuál los comercios amanecen a las seis de la mañana y se cierran al público a las 16 horas. Durante el Black Friday los comerciantes, todos de acuerdo, tanto los que participaron como los que no lo hicieron, extendieron sus horarios de atención hasta las 21 horas, reviviendo la ciudad el mismo entusiasmo que tenía años atrás, en los cuáles en esos horarios aún se veían clientes por las calles.

Aproximadamente el 20% de los comercios de Ciudad del Este se adhirieron formalmente al Black Friday, para lo cual tenían que pagar un cannon que posteriormente se destinaba a publicidad y difusión del evento, y tenían que comprometerse a contar con al menos veinte ítems diferentes en los cuáles los descuentos estuvieran en el rango de entre el 20% y el 70% de descuento sobre el precio de lista.

Sin embargo, el 80% de los comercios que no se adhirieron formalmente, no solo mantuvieron sus horarios de atención extendidos, sino que se vieron beneficiados por los miles de clientes que llegaron a la ciudad durante ese fin de semana para realizar compras.

Casi hasta último momento el público en general y algunos comerciantes descreían que este evento tuviera éxito, cuestionaban mucho la extensión del mismo y la poca posibilidad de los comercios para mantener ofertas atractivas hasta el último día.

Los organizadores, que fueron en realidad veinte de los más grandes comercios, tuvieron el apoyo de todos los organismos públicos. Desde la Secretaría de Turismo que quiere posicionar a Ciudad del Este con una mejor imagen, la Intendencia, que veló por el orden y la limpieza de la ciudad, y el Ministerio del Interior a cargo de la policía que tuvo una marcada presencia durante estos cuatros días, para dar mayor seguridad a turistas en general.

Esos días la ciudad se vistió de fiesta, y ya no era una sorpresa ver personas que cargaban LCDs y caminaban por las calles, siendo el rubro de electrónica el más vendido pero también el más apreciado por los clientes.

El objetivo de la organización hasta pocos días antes del evento era alcanzar ventas por un valor de US$ 100 millones, cifra que resulta por demás interesante para toda la ciudad. Estos números hacen que la economía en general tenga un movimiento interesante y ya no sólo los comercios tradicionales de venta de electrónica o electrodomésticos son los más beneficiados, sino que hubo también un importante movimiento en hotelería, restaurantes, estaciones de servicio, por nombrar solo algunos.

El otro objetivo era por supuesto poder rotar mercaderías, que no habían tenido el éxito esperado debido a los inconvenientes con las tasas cambiarias de Brasil y con otras trabas que existen para que compradores del exterior puedan ingresar mercaderías a sus respectivos países.

Más allá de todas las previsiones, el cuarto día de esta fiesta ciudadana, cerró con un número aún por confirmar de US$ 200 millones en ventas o lo que algunos comerciantes resumieron que en ventas alcanzaron el mayor pico de los últimos tiempos, o que igualaron a la facturación de todo un mes; simplemente para realizar dos analogías que pueden ayudar a los lectores a comprender la envergadura de este movimiento.

Es cierto sí, como conclusión, que Black Friday no fue una idea de Paraguay, pero implementar esta cultura de compra, con altos porcentajes de descuentos, y hasta lograr que todos puedan pronunciar este nombre americano tal como se debe fue todo un éxito.

No faltaron por supuesto algunos retractores, que cuestionaron que las ofertas presentadas no satisfacían sus expectativas, o que algunos comercios no tenían descuentos importantes, pero todos esos argumentos eran parte de lo esperado por la organización. Cuando sólo el 20% de los comercios está convencido y comprometido, es lógico visitar algún comercio en el cuál los precios sean los habituales. Y también es lógico o razonable pensar que el último modelo de Tablet o de celular tenía descuentos limitados y stocks limitados también. Lo que no cabe ninguna duda es que los pocos o muchos equipos de última generación que estaban disponibles y con los descuentos que tenían fueron, vendidos en su totalidad.

Dentro del Club de Ejecutivos de Paraguay, del cual formo parte, y en el cuál presido la comisión de Experiencias Exitosas, hemos evaluado Black Friday CDE como un caso de éxito, en el cuál se privilegió la asociación de toda una comunidad, inspirados por un bien común a todos, sobre los deseos propios de unos pocos. Un caso de inteligencia asociativa, que traspasó fronteras y dio mucho que hablar a la prensa internacional.

En los próximos días, y dentro de esta comisión, rendiremos un homenaje a un grupo de organizadores, que fueron los más destacados en la organización de estas jornadas.

Este caso de negocios, no termina aquí, porque cuando algo funciona bien, todos los que no formaron parte quieren replicarlo, mejorarlo, superarlo. Es así que el 1° de junio, se realizó el Black Friday Asunción, y ya hay una serie de calendarios previstos para realizar jornadas similares en otras ciudades del país.

Para finalizar, les dejo una pregunta para reflexionar, que es la siguiente. Sabemos ya por todo lo precedentemente expuesto que fue un caso de éxito en el cuál los clientes quedaron básicamente satisfechos y los resultados de ventas fueron espectaculares. La pregunta es, poniéndonos ahora por un momento el sombrero del comerciante, que debe sumarse al evento comprometiéndose con descuentos importantes, que en ocasiones deben ser renegociados o patrocinados por sus proveedores internacionales, ¿cuántos Black Friday puede resistir un comercio?, ¿uno?, ¿dos al año?, o quizás…más.

Espero que esta lectura haya sido de tu agrado y que disfrutes de la misma. ¡Hasta la próxima!

Referencias para conocer más sobre Black Friday CDE:

Fuente:
Laura Méndez (Paraguay)
Alumna Máster en Desarrollo Emprendedor e Innovación
UNIVERSIDAD DE SALAMANCA (España)


doinGlobal™
Comunidad Global de Experiencias de Aprendizaje

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Los comentarios ofensivos o que contengan malas palabras 'CRASH'. Si quieres escribirlas pon en su lugar signos como: @/***ç. Para poder publicar tienes que tener una cuenta de GOOGLE.