Pedro Tupac REMAX | 2:51

Israel, Nación de grandes emprendedores.


El libro está dividido en 14 capítulos. El primero narra cómo Shvat Shaked tuvo menos de 20 minutos para explicar a Scott Thompson, entonces presidente de PayPal, una solución para resolver el problema de las estafas en las transacciones electrónicas que hacen por internet.




El chico le señaló que el mundo se divide en gente buena y gente mala y que el truco para combatir el fraude online está en saberlos distinguir en la red. "Las personas malas -le explicó- no dejan indicios, porque intentan esconderse, y nosotros (su pequeña compañía Fraud Sciences) lo que hacemos es buscar huellas".


Al final de esa explicación, el directivo, todavía incrédulo, entregó a Shaked información de miles de transacciones que ellos ya habían analizado en PayPal. En sólo unos días, Shvat y su empresa de 55 empleados entregaron el análisis con aún más información y detalles.


Asombrado, Thompson se preguntó: "¿Cómo puede ser que una empresa de Israel de 55 empleados con una teoría disparatada sobre buenos y malos supere la efectividad del departamento antifraude de PayPal?". La gigante de pagos en internet acabó por comprar esa empresa por 169 millones de dólares.


Esta historia nos lleva a mencionar una actitud emprendedora propia de Israel: el chutzpah. Según la definición citada del académico judío Leo Rosten, chutzpah significa insolencia, descaro, frescura, coraje, atrevimiento y arrogancia.


El chutzpah se ve por todas partes en Israel: en la manera en que los estudiantes se dirigen a sus profesores en la universidad, en cómo los empleados desafían a sus jefes, los sargentos cuestionan a sus generales o los administrativos ponen en duda a los ministros.




Por: Karla Casillas Bermúdez

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Los comentarios ofensivos o que contengan malas palabras 'CRASH'. Si quieres escribirlas pon en su lugar signos como: @/***ç. Para poder publicar tienes que tener una cuenta de GOOGLE.