Vosregional | 0:39

Nelson Rolihlahla Mandela “Madiba el abuelo venerable”

No solo soñó en construir un país donde la concordia y la convivencia se dieran la mano, sino que también soñó que la fauna del Parque Kruger o de las reservas que hay en el país no sufriera nunca más por los conflictos, o sea, soñó con una Sudáfrica en armonía y la libertad

Por Prof. Norberto Ovando*

Nelson Mandela observa la imagen del óleo La Grulla Azul del artista Juan E. Márquez- foto archivo ZA
Tuvo una infancia feliz, escuchando a su padre jefe local en Mvezo y a los ancianos relatar la historia de su pueblo del clan real de los Thembu de la etnia Xhosa y de los animales silvestres que habitaban en los alrededores de su pueblo natal en Mvezo cerca de Umtata, situado a orillas del río Mbashe, en una Sudáfrica con políticas pro-imperiales.

Nieto de rey (Ngubengcuka, fallecido en 1832) aunque sin derechos dinásticos. Su padre le dio su verdadero nombre, Rolihlahla, que significa “revoltoso”. A los siete años, es el primer miembro de la familia que asiste a la escuela, donde su maestra una misionera británica, le puso el nombre anglófono de Nelson, el cual adquirió validez a efectos legales y que utilizó desde entonces.

Fue el primer presidente negro de Sudáfrica elegido democráticamente mediante sufragio universal. Antes de ser elegido fue un importante activista contra el apartheid a causa de lo cual fue encarcelado durante 27 años.

Durante su encarcelamiento, Mandela se convirtió en la figura más representativa de la lucha contra el apartheid, siendo un personaje clave en la pací¬fica transición a la democracia representativa en Sudáfrica y un estadista internacionalmente conocido e influyente.

Educación y Conservación

Nelson Mandela durante su presidencia tuvo a la educación como política de estado, afirmando que “La educación es el arma más potente para cambiar el mundo”.

Su interés se basaba en que se comprendan las interrelaciones entre el hombre, su cultura y su medio físico, solicitándoles a los docentes a reflexionar sobre sus métodos de enseñanza y la planificación de sus clases sobre biodiversidad, recordando que el concepto de diversidad biológica en zulú “impilo enhlobo nhlobo” significa “diferentes formas de vida”.

La Constitución de Sudáfrica se promulgó durante el liderazgo de Mandela como presidente y se refiere explícitamente a los derechos de las personas a un lugar seguro y un saludable medio ambiente.

No desconocía que con la llegada de los abelungu, los hombres blancos, comenzaron a apoderarse de la tierra y a matar los animales silvestres.
Mandela, líder durante toda su vida, también bregó por la conservación del ambiente y desde niño admiró a las bellas grullas azules (Anthropoides paradisia), el ave nacional de Sudáfrica, que habita en las sabanas y que desgraciadamente están en la Lista Roja de especies en peligro de extinción, calificada como vulnerable a escala nacional. Por eso la importancia que le dio a las áreas naturales protegidas.
Grulla Azul, óleo obsequiado por el gobierno a Nelson Mandela- julio 1998
En uno de sus discursos decía “Nuestro éxito como nación depende, en gran medida, de la conservación de los espacios como son los parques nacionales”.

Visita oficial

En Julio de 1998, Mandela, Presidente de Sudáfrica visitó oficialmente la Argentina y en esa oportunidad el Gobierno lo homenajeó con un óleo del pintor cordobés Juan Enrique Márquez.

El artista plástico, miembro de la Asociación Amigos de los Parques Nacionales, plasmó en la tela, aquella imagen que en su juventud, el joven Nelson admiraba como símbolo, ya que las aves pueden volar libremente y él, años después fue el “Símbolo de libertad de todos los hombres negros sudafricanos”.

El Día

 En noviembre de 2009, la Asamblea General de las Naciones Unidas por Resolución nº 64/13, proclamó el 18 de julio, día de su cumpleaños, «Día Internacional de Nelson Mandela» en reconocimiento de la contribución aportada por el ex Presidente de Sudáfrica a la cultura, la paz y la libertad.

El objetivo general del Día de Mandela es inspirar a las personas a tomar medidas para ayudar a cambiar el mundo para mejor, y al hacerlo, crear un movimiento global para siempre. En última instancia se trata de empoderar a las comunidades en todas partes. "Tome Acción; inspirar el cambio; Haga cada día un Día Mandela".

El Día de Mandela es una celebración de nuestro poder colectivo para hacer el bien y dejar una huella en el mundo.

Conclusión

“Madiba” “el abuelo venerable”, como le conocen en Sudáfrica, estaba llamado a ser el jefe de una tribu y acabó convirtiéndose en el abuelo (mkhulu) de todo un pueblo y jamás dejará esta Tierra ya que vivirá en la mente de cada hombre libre.

* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales - AAPN - 
   Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas - WCPA - de la UICN- 
   Red Latinoamericana de Áreas Protegidas - RELAP - 

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Los comentarios ofensivos o que contengan malas palabras 'CRASH'. Si quieres escribirlas pon en su lugar signos como: @/***ç. Para poder publicar tienes que tener una cuenta de GOOGLE.