Listos para la construcción del tabernáculo - El tabernáculo 4 parte

Debemos aprender que las cosas físicas o reales es decir aquellas que nos suceden a a diario a cada uno, no lo son para el Señor, no obstante sí deben ser utilizadas para nuestro aprendizaje pues “... lo espiritual no es primero, sino lo animal (lo natural); luego lo espiritual.” 1 Co. 15:46 y el Señor es el primero en respetar este principio.

Dios sabe y reconoce que cada uno de nosotros vive en un mundo natural -pues el lo creo-, y es por esta razón que debemos aprender que cada 'acto' que nosotros hagamos en nuestra vida diaria tendrá una serie de consecuencias en lo espiritual que  a su vez luego repercutirán en nuestra vida natural y así se repetirá el ciclo. La ya conocida bola de nieve.

A mi entender es justamente por esta razón que las maldiciones son tan poderosas, por lo que hago tanto énfasis en tener que cortarlas. Sin embargo una maldición solo puede cortarla Dios cuando el cristiana en oración (natural) va a él en busca de fortaleza espiritual, y entonces él nos proveerá de la fuerza y convicción (espiritual) para poder dejar de seguir con el comportamiento o la conducta (natural) que nos tiene atados (espiritual).

El objetivo del Señor es redimir a su creación y él nos lo demuestra por medio de estos tres pasos -cuerpo (natural), santidad (alma), adoración (espíritu)-, niveles o momentos históricos de nuestro caminar con Dios -descritos en la Biblia- llamándonos la atención y mostrándonos que tenemos que prepararnos para ejercer autoridad, sino nos quedaremos a nivel de redención es decir seremos siempre niños. 

Muchos se preguntaran el porque debemos prepararnos para ejercer autoridad, y solo cabe contestar, ¿recuerdan ustedes cual era la posición del hombre antes de sufrir la caída?. En este último capitulo dedicado a la preparación del sacerdote para poder ministrar e impartir el poder de Dios a los salvos y antes de adentrarnos de lleno en la construcción del tabernáculo de Moisés vamos ha ver rápidamente que significaron cada unos de estos edificios dedicados al Señor y cual aunque fue destruido en su totalidad volverá a ser levantado para gloria de Jehova nuestro Dios en su Jerusalem celestial, nuestra patria.

El tabernáculo de Moisés, hecho de materiales sencillos como: Tela, Madera, etc. Su enseñanza básica es la redención

El tabernáculo de David, fue hecho con una simple tienda débil en apariencia -hoy la tienda somos los hombres- dejaba ver a todo el pueblo el arca del pacto de Jehova exaltando su fortaleza, aunque de lejos y sus paredes eran de lino fino representando la santidad. Su enseñanza básica es la humildad de los reyes.

El Templo de Salomón, fue levantado con los mejores materiales y ofrendas del pueblo, su majestuosidad era portentosa al punto que la palabra dice que sus paredes estaban revestidas en oro y piedras preciosas. Sin embargo la profanación del templo por parte del pueblo judío con otras deidades propicio su destrucción por parte de Nabucodonosor. Su enseñanza básica: es en primer lugar la realeza y en segundo lugar que estos lugares de adoración Dios no quiere pues es fácil confundir la deidad de Dios con la deidad a al templo lo cual es idolatría.
IMPRIMIR LA NOTA
Opina sobre este artículo y otros temas en el 'Foro'. de Vos Regional
Tags: , ,