Anímate a conocer a Cristo de forma directa y personal como Pedro

Continuando con las recopilaciones de mi biblioteca personal he arreglado u editado esta sección escrita por el pastor Jóse Reina de uno de sus apuntes en la que nos aclara una pregunta que muchos cristianos se han hecho en algún momento. ¿Puede hoy una persona llegar a conocer a Cristo de la misma forma directa y personal en que Pedro llego a conocerlo?. La respuesta es, SÍ. Las razones que fundamentan este SÍ, son dos:

La primer razón es por la simplicidad de que aquel que le fue revelado al Apóstol Pedro, NO FUE CRISTO EN SU NATURALEZA, él ya conocía a Jesús de Nazaret, al "joven hijo de Jóse y Maria". A Pedro entonces le fue revelado el DIVINO, ETERNO E INMUTABLE HIJO DE DIOS. Es decir el mismo Cristo que vive ahora exaltado en el cielo, a la diestra del Padre.

En el transcurso de mas de dos mil años no ha habido cambio alguno en él, sigue siendo el mismo ayer, hoy y siempre como le fue revelado a Pedro y el cual todavía puede ser revelado hoy a los que sinceramente le buscan.
Juan 16:13-14 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. 
La segunda razón y la mas sustentable por el poder de Dios es que la revelación no vino de "carne y sangre" (Mt. 16:17) ó por algún medio físico o sensorial. Fue una revelación espiritual, la obra del Espíritu Santo y el mismo Espíritu que dio a Pedro esta revelación todavía obra en todo el mundo, revelando al mismo Cristo.
Mateo 16:17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
Puesto que la revelación espiritual esta en el plano eterno, no esta limitada por factores físicos, tales como el paso del tiempo o los cambios de idioma, costumbres, ropas o circunstancias. Esta experiencia es personal con Jesucristo, el Hijo de Dios revelado por el Espíritu Santo, reconocido y confesado.

En fin hoy todos tenemos la misma oportunidad de conocer a Cristo al igual que en aquellos tiempos pero con una ventaja "seremos mas bienaventurados".
20:29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
Por lo tanto solo Él sigue siendo la única Roca inalterable, el único cimiento inconmovible sobre la cual tiene que basarse toda verdadera fe cristiana, los credos, las opiniones, las iglesias y denominaciones. Todos pueden cambiar pero esta única Roca eterna e inmutable, no. Sobre ella una persona puede edificar su fe en el tiempo y para toda la eternidad con una confianza y seguridad que nada podrá derrumbar jamas.
IMPRIMIR LA NOTA
Opina sobre este artículo y otros temas en el 'Foro'. de Vos Regional
Tags: , , , , ,