Dante Gebel: Dos apuntes importantes acerca de bajar de la barca

Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis! Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. (Mt. 14:27-29)
El pastor y evangelista Dante Gebel publico en su muro de Facebook para compartir con todos sus seguidores una reflexión exhortando a animarse a bajar de la barca dejando estructuras de lado que nos atan a doctrinas de hombres aunque también avisando que esta actitud despertara la critica de aquellos que se quedan en la 'comodidad y seguridad'.

Gebel comienza describiendo su experiencia sobre "los que critican a los que caminan sobre el agua siempre suelen hacerlo confinados en una barca. Los que buscan los errores en el resto, son los cobardes que nunca han caminado sobre las aguas. Porque cuanto más logras por el Reino de Dios, menos criticas a los demás, ya que el fracaso o el haberte hundido en el intento en mas de una ocasión, hace que perdones más." En concordancia con esta manera de pensar podríamos traer a la memoria que hasta hace pocos años en las reuniones de misioneros era muy común escuchar la necesidad de predicar el evangelio "entre meridianos 20-40". Hoy después de miles de misioneros y un sin numero fracasos -personales y en grupo- ya se han establecido miles de discípulos en ese territorio y predicado en gran parte.

En fin al igual que la sugerencia compartida por Dante Gebel "los que caminamos sobre el agua preferimos equivocarnos antes que perder oportunidades. Y jamás nos quedamos en la barca, cuando Jesús nos dice: "Ven".

Por último el pastor advirtió sobre el querer enfrascarse en "una misión para la que no fue llamado", resaltando la 'regla de oro' que todos los ministros alguna vez escuchamos de boca nuestro pastor y "que se cumple siempre: Si vas a salir de la barca en medio del mar de Galilea y en medio de la noche, mejor será que te asegures de que fue Jesús quien dijo: “Ven”. Muchos se bajan de la barca porque sueñan ser "el número uno", desean ser famosos o están enamorados de un título o de los aplausos, y por eso se terminan hundiendo, endeudándose y repleto de problemas, porque en definitiva, Jesús NUNCA los llamó a bajarse de la barca y se bajaron solo por su propio ego", finalizo Dante Gebel.

¿Entiendes la diferencia?
IMPRIMIR LA NOTA
Opina sobre este artículo y otros temas en el 'Foro'. de Vos Regional
Tags: , , , , , ,