Vosregional | 13:44

La Tienda débil, invencible y victoriosa de Dios

La preocupación de David de sentir que el disfrutaba de una posición y un standar de vida dado por la Gracia de Dios a él, le hacia sentir en su corazón una pesada carga difícil de sobrellevar -como ha muchos de nosotros- de que aun debía esforzarse mas en realizar obras para devolverle a Dios, aunque fuera en parte.

Su disciplina como soldado y su respeto a la autoridad hizo que el se presentase ante el profeta Natam y le exteriorizase esta preocupación recibiendo como respuesta (apresurada por parte del profeta) que podía edificar el nuevo Templo.

La respuesta de Natam fue apresurada ya que fue desde su humanidad pues el profeta no fue a Dios primero en busca de la contestación a la pregunta del rey David poniendo en riesgo de muerte al hombre que el Señor luego llamaría 'amigo de Dios' en tener que correr un peligro innecesario. Pues si ha UZA el Señor lo mato por extender su mano para atajar el arca ante una posible caída de la carreta en que era trasladada (2S. 6:6) y ha Saúl le costo el reino el tomarse atribuciones que no le correspondían (1 S. 15:28 y 28:18) ¿Que le hubiese pasado a David?

Sin embargo Dios reconoce el sentimiento legitimo de David y el peligro innecesario que Natam le hace correr y esa misma noche en sueños el Rey de Reyes se le revela al profeta, llamándole la atención y ordenandole: "Ve y di a mi siervo David: Así ha dicho Jehová: ¿Tú me has de edificar casa en que yo more?" -utilizando la retorica o la ironía al ponerle en evidencia todo lo que Él, le había posibilitado obtener y mientras Él habitaba -de manera figurada- en toda su plenitud en un humilde Tabernáculo de pieles que se movía con el pueblo o como en este  tiempo histórico en una débil tienda recubierta de cortinas.

¿Quien podría entonces achacarle la persecución de riquezas y lujos al Señor, siendo él mismo quien elige vivir en una tienda? Como efectivamente sucede con algunas religiones de hombres que viven en la opulencia. Para mas basta ver que los templos que el dejo construir fueron derribados solo quedando en pie hoy un muro al que se lo conoce como el 'Muro de los lamentos'.

Por último en la actualidad Dios a vuelto a habitar en tiendas tan débiles y humildes como la 'Tienda de David', algo que queda confirmado con la venida, muerte, resurrección y ascenso de Cristo quien dejo en claro que cada uno de los creyentes somos hoy Templo de Dios. 

En fin Dios sigue teniendo en el ser mas indefenso y dependiente de su creación, la humildad y sencillez de su Tienda (no ataviada de joyas): "El hombre, una tienda débil, invencible y victoriosa".


Aconteció que cuando ya el rey habitaba en su casa, después que Jehová le había dado reposo de todos sus enemigos en derredor, dijo el rey al profeta Natán: Mira ahora, yo habito en casa de cedro, y el arca de Dios está entre cortinas.
Y Natán dijo al rey: Anda, y haz todo lo que está en tu corazón, porque Jehová está contigo. Aconteció aquella noche, que vino palabra de Jehová a Natán, diciendo: Ve y di a mi siervo David: Así ha dicho Jehová: ¿Tú me has de edificar casa en que yo more?
Ciertamente no he habitado en casas desde el día en que saqué a los hijos de Israel de Egipto hasta hoy, sino que he andado en tienda y en tabernáculo. Y en todo cuanto he andado con todos los hijos de Israel, ¿he hablado yo palabra a alguna de las tribus de Israel, a quien haya mandado apacentar a mi pueblo de Israel, diciendo: ¿Por qué no me habéis edificado casa de cedro?
Ahora, pues, dirás así a mi siervo David: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe sobre mi pueblo, sobre Israel; y he estado contigo en todo cuanto has andado, y delante de ti he destruido a todos tus enemigos, y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra.
Además, yo fijaré lugar a mi pueblo Israel y lo plantaré, para que habite en su lugar y nunca más sea removido, ni los inicuos le aflijan más, como al principio, desde el día en que puse jueces sobre mi pueblo Israel; y a ti te daré descanso de todos tus enemigos. Asimismo Jehová te hace saber que él te hará casa.
Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.
El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino.
Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti.
Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente. (2 Samuel 7:1:16)

Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Los comentarios ofensivos o que contengan malas palabras 'CRASH'. Si quieres escribirlas pon en su lugar signos como: @/***ç. Para poder publicar tienes que tener una cuenta de GOOGLE.