Renovar nuestra mente empieza por la accion natural

...renovaos en vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Ro 12:2)

Los usos y costumbres que están arraigados a nuestra vida social son lo que en el terreno espiritual llamamos argumentos y fortalezas y aunque en algunos casos el destruirlos es tan fácil 'tan solo con dejarlos de hacer' (Col. 2:20-23) en otros casos mas serios es mucho mas difícil porque vienen arraigados desde la niñez o por generaciones. 

¿Entonces como puedo renovar mi mente?

Para poder ganar la batalla en su mente tiene que permitir que "la paz de Dios gobierne en vuestros corazones" (Col. 3:15) y que la "Palabra de Cristo more en abundancia en vosotros" (Col. 3.16). Al continuar almacenando en su mente la verdad de Dios, se estará equipando para reconocer la mentira y llevarla cautiva. (Anderson p. 164)

Mezclando

Antes de escribir este articulo me sucedió un evento extraño que me mantuvo varios días en oración pidiéndole al Señor me revelase que me había querido decir. Este evento se trato de un sueño en donde estaba en cuarto con dos puertas, detrás de cada puerta se veían paisajes pero en cada una de ellas se encontraba una persona interponiéndose entre mi y la libertad. Luego de mantener un dialogo con cada uno de ellos no me animaba a avanzar y me volvía hacia mi cuarto pero lo que había en esa pared era mi negocio.

Primero entendí que las muros eran fortalezas que no me dejaban ver mas allá. Luego de pasar varios días orando para derribar esas muros lo siguiente que me revelo el Señor fue que una de los seres que estaba en unas de las puertas representaba a las personas que me aman y que con sus cuidados excesivos para que no me sucediese nada por el amor que sentían por mi bloqueaban una salida. Es así que para no dañarlos yo buscaba la otra salida.

En esta salida me encontraba con enorme hombre el cual me convidaba con un puro para que yo se lo prendiese -antes de llegar a Cristo fui un empedernido fumador- entonces al darme cuenta me daba vuelta y me volvía orando hacia la otra parte de la habitación hasta que me daba cuenta que me estaba encerrando, es decir volviendo a mi cárcel.

Esta revelación fue la que mas me sorprendió, el enorme hombre -'mi Goliat'- era yo, mi antiguo hombre y representaba a mi carne y la lucha que aun me faltaba para vencerla y que me mantenía cautivo en mi cárcel que era mi trabajo, mi sustento, mi entrada para pagar mis deudas contraídas adredes o no. 

Y aquí el subtitulo que le he puesto a esta parte del devocional toma fundamento 'Mezclando', pues es necesario mezclar las acciones que debemos tomar, accionando primero en lo natural -decidiendo y haciendo- para luego poder actuar en el terreno espiritual y así ir renovando nuestra mente.
IMPRIMIR LA NOTA
Opina sobre este artículo y otros temas en el 'Foro'. de Vos Regional
Tags: , , , , ,