LA CREMACIÓN; acto abominable y pecaminoso ante Dios.

Desde hacia tiempo quería publicar sobre este tema tan en boga hoy en día que es la cremación de los cuerpos abalada solo por la necesidad económica y la falta de espacio en los campos de paz en las grandes ciudades pero que sin embargo Dios no esta de acuerdo con esta practica si se llega a la cremación total de los huesos como nos muestra el siguiente articulo publicado en la red social facebook por el pastor Anibal Baerga que a continuación les transcribo.

Por Anibal C. Baerga

Versículo clave: "Mi pueblo perece por falta de conocimiento" (Óseas 4:6) 

Como dice el refrán; "La ignorancia es atrevida" y si a la ignorancia le agregamos la desinformación vemos como este dúo logran que los seres humanos cometan gravísimos errores profundizándolos aun mas cuando no hay temor a Dios y respeto a su palabra.

En la actualidad esa ignorancia para muchos y rebeldía para otros, ha hecho que muchos hombres cometan uno de los actos más ABOMINABLES ante Dios; LA CREMACIÓN DE CUERPOS Y HUESOS. 

Muchos lo hacen también como excusa a sus pocos recursos económicos; ya que cremar un cuerpo es casi una ganga comparado con un servicio fúnebre; no obstante como dijimos antes sin conocer que se trata de un acto DETESTABLE y ABOMINABLE ANTE DIOS. Por otra parte si fuera por el aspecto económico y falta de dinero, también quedaría justificado el que vende ron, drogas y la prostitución, entre otras cosas malas, ya que todos lo hacen por el aspecto económico.

La cremación era una práctica la cual hacían los Moabitas y pueblos paganos, y que Dios aborrece y la señala como pecado. (Amos 2:1) Por tanto cabe preguntar ¿creo que si Dios aborreció antes la cremación ahora la aplaude y patrocina? Y la respuesta es, de seguro que no. 

La Biblia destaca los casos de las tumbas de siervos/as de Dios como Jóse, Eliseo (2 Reyes 13:21) Sara (Génesis 23:9), y sobre todo la de Cristo. 

Profanación del cadáver

Asimismo la CREMACIÓN pasa por un proceso de humillación y falta de respeto del cuerpo humano el cual debe ser triturado -quebrado sus huesos-, y su cráneo martillado practica que convierte a la cremación en una profanación, lisa y llanamente.

La Palabra desde el Antiguo Testamento nos da luz al ver que durante la Pascua, era prohibido quebrar los huesos del cordero del sacrificio -el cual representa a la figura de Cristo-. 
"El extranjero y jornalero no comerán de ella. Se comerá en una casa, y no llevarás de aquella carne fuera de ella, NI QUEBRAREIS HUESO SUYO" (Éxodo 12:46) 
En la sociedad romana las personas que eran crucificadas como método de completar y apresurar la pena capital le eran quebrados los huesos. Esto en si era una tortura final a los malhechores pues al dolor que ya sufrían se volvía insoportable al serle quebrados sus huesos. No obstante en Nuestro Señor Jesús este paso no se cumplió por haber muerto antes de ser dada la orden. Ya lo dice la palabra; "Porque estas cosas sucedieron para que se cumpliera la escritura; NO SERÁ. QUEBRADO HUESO SUYO. (Juan 9:36). En fin, solo a los malhechores se le quebraban los huesos. ¿Y no es esto mismo lo que le hacen a los muertos en el proceso de cremación para luego quemarlo a altas temperaturas? Cuan impresionante es la cantidad de cristianos que han caído en el engaño y copiado esta práctica y costumbre pagana.
Profanar significa: Tratar sin el debido respeto una cosa considerada sagrada o digna de ser respetada.
Los huesos no.

La Biblia nos relata que el rey Josias sacó los huesos de sacerdotes idolatras de los sepulcros y los quemó sobre el altar para contaminarlo. Estos eran huesos de sacerdotes idolatras pero era una práctica prohibida que fue profetizada. (2 Reyes 23:16) Sin embargo el rey luego no quema los huesos del profeta que vino de Samaria, ordenando preservarlos, sabiendo que era la costumbre en Israel. (V. 18) Este ultimo accionar de Josias pone de manifiesto esta una costumbre pagana y que Dios no aprobaba entre su pueblo. 

En ocasiones lo que se hacia era quemar la carne putrefacta si estaba en descomposición preservando los huesos que eran guardados y enterrados. Esto fue lo que hizo Saul con sus tres hijos que murieron ahorcados en una batalla contra los filisteos. O sea, se quemo la carne putrefacta para evitar epidemias; pero se preservaron los huesos para ser enterrados. (1 Samuel 31:2- 8:13) 
Y siguiendo los filisteos a Saúl y a sus hijos, mataron a Jonatán, a Abinadab y a Malquisúa, hijos de Saúl (1 Samuel 31:2).
Mas oyendo los de Jabes de Galaad esto que los filisteos hicieron a Saúl, todos los hombres valientes se levantaron, y anduvieron toda aquella noche, y quitaron el cuerpo de Saúl y los cuerpos de sus hijos del muro de Bet-sán; y viniendo a Jabes, los quemaron allí. Y tomando sus huesos, los sepultaron debajo de un árbol en Jabes, y ayunaron siete días. (1 Samuel 31:11-13)
Dios dijo que el cuerpo vino del polvo y al polvo volverá, y es en la mala interpretación de este mandato que los ignorantes quieren justificar este acto atroz contra el cuerpo humano el cuál es una obra genial hecha por el mismo Dios. José o Zafnat Paneaj quien llego a ser el administrador de todo lo de faraon antes de morir ordena que sus huesos sean llevados a su tierra, ya que no permitiría dejarlos en Egipto, aunque murió allí, ordenó que se los llevarán con la salida de los Israelitas pedido que lo menciona el escritor a los hebreos, cuando escribe:
"Por la fe Jose, al morir, mencionó la salida de los hijos de Israel, y dio mandamiento acerca de sus huesos" (Hebreos 11:22) 
Cuando la Biblia dice del polvo viniste y al polvo volverás, se refiere a volver a la tierra, y no a convertirse en polvo como muchos lo mal interpretan para justificarse, y así justificar un acto tan vil y abominable para ahorrar dinero. 

En fin los actos que cometemos poseen siempre consecuencias espirituales aunque es cierto que Dios vera de manera muy diferente cuando la cremación se impone a la persona como martirio por seguir a Cristo como lo ha sido en el caso de los mártires o de aquellos que se queman accidentalmente o por ignarancia. Eso es una cosa y la cremación premeditada es otra.

No podemos olvidar que está práctica fue la misma que les quisieron aplicar a Daniel, Sadrac, Mesac y Abed-Nego en Babilonia bajo el reinado de Nabucodonosor; ya que era como dijimos una costumbre pagana de ese tiempo, y los echaron a un horno el cual calentaron siete veces más para hacer esto mismo, y Dios los libro milagrosamente. (Daniel 3)

Por último mientras oraba y pedía dirección a Dios antes de escribir esta enseñanza el Padre me iluminó: "Cuando un cuerpo se quema o sus huesos se queman este no se convierte en polvo; sino en cenizas, y son dos cosas diferentes". 

¿Y que es lo que le entregan a los deudos? ¿Polvo o cenizas? Pues cenizas con fragmentos de hueso y no polvo. 

Tampoco debemos olvidar que de tratarse de un cristiano es aún peor; ya que su cuerpo era el templo del Espíritu Santo y no leña. Como diría un fiscal en un caso judicial; "Mas ná con el testigo"

Conclusión

Cumplo con informar a muchos que lo ignoraban, y por su ignorancia no pecan; pero ahora que muchos lo sabrán delante de Dios ya no tendrán excusa de no haber sido avisados por tanto os pido encarecidamente que no equivoquéis. 
La Biblia dice y ordena; "Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, PORQUE DE EL POLVO FUISTE TOMADO, PUES POLVO ERES, Y AL POLVO VOLVERÁS" (refiriéndose a la tierra, y no convertirlo en cenizas) Génesis 3:19.
La Biblia es contundente y Dios declara una sentencia de juicio para aquellos que destruyen el que fuera el templo del Espíritu Santo y donde este hizo morada. ¿si el Espíritu Santo venía y estaba sobre la persona en el Antiguo Testamento, y aún así la cremación era un acto abominable; ahora que vivimos bajo el ministerio de la Gracia y el Espíritu Santo mora en nosotros, no lo será?. Vea como Pablo se lo advierte a los Corintios:
Si alguno destruye el templo de Dios, DIOS LO DESTRUIRÁ A ÉL; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, ES SANTO. (1 Corintios 3:17)
Como decimos los boricuas; "Más claro no canta el gallo".


Nota del autor: VEA Y LEA EN LOS COMENTARIOS EN UN ARTICULO COMO LO QUE SE LE ENTREGA A LOS FAMILIARES ES CENIZAS Y FRAGMENTOS DE HUESO Y NO POLVO. Nada justifica un acto atroz y abominable como este; por tanto no se enoje conmigo, y si aun así persiste en hacerlo reclamele a Dios que así Él lo estableció.


IMPRIMIR LA NOTA
Opina sobre este artículo y otros temas en el 'Foro'. de Vos Regional
Tags: , , , , ,