Vosregional | 19:08

Ser libres de la opresión sexual

Los espíritus incubo y sucubo trabajan en el área de la carne, con el placer de las personas es por eso que la lucha sera permanente aunque pasen años de nuestra vida donde hayamos estado en total tranquilidad, pues siempre nuestra carnalidad estará inclinada al placer del pecado (Ga. 5:17-21) (atento no confundir placer con pecado pues caminar, comer y charlar entre otras actividades nos resultan placenteras y no son pecado). Aunque esto es así no debemos confundirnos, la victoria ya ha sido declarada si hemos pasado por un retiro espiritual de sanidad espiritual (valga la redundancia) donde se ha constatado nuestra liberación y llenura del Espíritu Santo por los lideres u pastores de la iglesia.

Sin embargo no quedamos exceptuados de recibir nuevos ataques espirituales por medio de espíritus de opresión que traerán a nuestra mente reminiscencias de nuestro pasado buscando hacernos sentir culpables de lo hecho o 'sucedido' ¿pero sabes que?, estos ataques son externos, es decir si los resistes orando a Dios (Sgo 4:7) pidiendo su ayuda y reprensión (Ju 1:9) seras libre de ellos y fortalecido para enfrentar el próximo.

Hay que tener en cuenta que nuestra humanidad es finita mientras que el mundo espiritual es eterno, es decir el espíritu/s que te esta oprimiendo a tenido y tiene todo el tiempo para saber y averiguar de ti y así planificar su ataque pero tu eres mayor que el en autoridad y poder (He. 2:6-8).

Por tanto cuando te sientas débil por la acusación recuerda que Dios se fortalece en tu debilidad (2 Co 12:9-10) y que el ya limpio tus faltas por tu confesión y las hecho al fondo del abismo (Mi 7:19) olvidándose de ellas para hacerte una nueva criatura (2 Co 5:17). Así que solo queda aceptar su perdón, perdonarte a ti mismo y renunciar a toda condenación de tu pasado.

No obstante si hemos o no sido engañados es conveniente siempre renunciar a ellos y su influencia simplemente por medio de la oración manifestando nuestra "renuncia [en voz alta] a todo espíritu inmundo, sucubo o incubo declarando que somos hijos de Dios y no le pertenecemos, pidiendo nos de dominio propio en el Nombre de Jesús".

Por ultimo apropiándome de la palabras del pastor Andres Corson es muy importante "reconocer nuestra posición en Cristo y que si hemos recibido a Jesús como nuestro Señor y Salvador ya no somos depravados, ni pervertidos sino hijos de Dios luchando" y por ende la lectura de la Biblia nos hará aprender a utilizar las armas espirituales que Dios nos ha dado a todos los cristianos sin excepción para hacer morir todo las cosas pecaminosas y terrenales que nos acechan (Col 3:5) para crecer en santidad pues sin ella no le veremos (He 12:14) y por sobre todo para conocer su misericordia y disposicion a ayudarnos a dejar lo malo aunque ello nos cueste toda la vida. 




Sin comentarios

No hay comentarios. ¡Sé el primero!
Los comentarios ofensivos o que contengan malas palabras 'CRASH'. Si quieres escribirlas pon en su lugar signos como: @/***ç. Para poder publicar tienes que tener una cuenta de GOOGLE.